LE. 1 Categorías gramaticales o clases de palabras

Las categorías gramaticales son las clases de palabras.
Para saber si una palabra pertenece a una categoría o a otra nos fijamos en sus propiedades morfológicas, sintácticas y semánticas.
Las clases de palabras o categorías gramaticales son:
  • Sustantivos (o nombre).
  • Adjetivos.
  • Adverbios.
  • Verbos.
  • Determinantes (artículos y adjetivos determinativos).
  • Pronombres.
  • Preposiciones.
  • Conjunciones.
  • Interjecciones.
1.1. El sustantivo




Definición
 
El nombre o sustantivo es la clase de palabra que puede funcionar, con articulo o si él, como sujeto de la oración.

 
La principal función sintáctica del sustantivo  es ser núcleo (palabra con mayor jerarquía) del sintagma nominal. Puede ir acompañado de determinantes. 

 
Morfológicamente el sustantivo puede llevar morfemas de género (masculino y femenino) y número (singular y plural). 

 
Semánticamente, el sustantivo es el tipo de palabra que nombra personas, animales o cosas concretas o abstractas. (Ángel, perro, sentimiento, ideología).

 
En español admite como acompañantes a

  • Artículos y otros determinantes y adjetivos que concuerden en género y número con ellos (adyacentes).
  • Sustantivos en aposición que pueden no concordar. 
  • Complementos preposicionales, llamados genéricamente complementos del nombre.
Clasificación por el significado
 
Según el significado, los sustantivos se clasifican en:


  • Sustantivos concretos: nombres de cosas que pueden percibirse con los sentidos del cuerpo o que imaginamos como reales como, por ejemplo, mesa, niño, reloj, duende, hada, etc.
  • Sustantivos abstractos: representan conceptos independientes (inmateriales) y designan, por tanto, entidades que no se perciben con los sentidos del cuerpo, sino con la mente como, por ejemplo, nación, engaño, amor, odio, contradicción, bondad, virtud, honradez.
  • Sustantivos individuales: sustantivos que en su forma singular, nombran a un solo ser como, por ejemplo, pluma, árbol, rosa. Designan a un único ser, pero admiten el morfema del plural para designar a más de uno.
  • Sustantivos colectivos: sustantivos que, poseyendo una estructura de singular, nombran a un conjunto de número indeterminado de seres o cosas como, por ejemplo, plumaje, bosque, rosaleda, muchedumbre, gentío, bandada, coro, alameda. Tienen inherente la idea de pluralidad sin necesitar un morfema que lo exprese, pero no en el sentido de uno más uno, sino en cuanto a conjunto colectivo formado por varias unidades de la misma cosa designada.
  • Sustantivos comunes: permiten nombrar a todas las personas, animales o cosas de la misma clase o especie, sin particularizar su significado, como,  por ejemplo, hombre, caballo, casa. Agrupan los objetos que denominan por sus características, sin expresar rasgos distintivos. Por eso se consideran sustantivos genéricos.
  • Sustantivos propios: distinguen o particularizan a cada individuo de los demás de una misma clase, especie o género. Se aplican a un solo ser, persona, animal o cosa. Por eso se consideran sustantivos individuales. Por ejemplo, los nombres de las personas y de los países. Los sustantivos propios se escriben SIEMPRE con letra inicial en mayúscula.
El género de los sustantivos
 
Según el género, los sustantivos se clasifican en:


  • Sustantivos masculinos: el género masculino de un nombre se determina anteponiendo un artículo masculino el, un. Los nombres geográficos, los días de la semana, los meses del año, los puntos cardinales y los números son masculinos.
  • Sustantivos femeninos: el género femenino de un nombre se determina anteponiendo un artículo femenino la, una.
En el español, los nombres de las cosas y de muchos animales han tomado género masculino o femenino debido a un proceso histórico caprichoso; no hay una razón lógica por la que libro tenga que ser una palabra masculina y estación una palabra femenina                                            
 
El número de los sustantivos

 
En castellano, los sustantivos se clasifican en:


  • Sustantivos singulares: si el número de objetos a los que hace referencia el nombre es único. En singular, los sustantivos no tienen ningún morfema de número.
  • Sustantivos plurales: si el número de objetos a los que hace referencia el nombre son varios o más de uno.
1.2. Los adjetivos
 
Los adjetivos son palabras que pueden acompañar al sustantivo y destacan una propiedad de lo expresado por el sustantivo o limitan su extensión: carbón vegetal, mi teléfono.

 
Entre los adjetivos se pueden distinguir dos clases muy diferentes: 


  • Los calificativos, que expresan propiedades o circunstancias de los seres u objetos nombrados por un sustantivo: día soleado, pareja feliz.
  • Los determinativos, que concretan o limitan la extensión del sustantivo: este año, varios amigos.



1.2.1. Los adjetivos calificativos

Los adjetivos calificativos atribuyen al nombre al que acompañan una cualidad o conjunto de cualidades. El adjetivo concuerda con el sustantivo al que hace referencia.

Los adjetivos calificativos son palabras que reúnen las siguientes características: 


  • Según el significado, son palabras que expresan propiedades o circunstancias de estado, origen, procedencia, etc., referidas a lo expresado por un sustantivo:
  • Según la forma, son palabras variables que tienen el mismo género y número que el sustantivo al que se refieren: cuello alto.
Se diferencian de los sustantivos en dos rasgos: 

  • Pueden combinarse con la forma neutra del artículo (lo): lo malo, lo interesante.
  • La mayoría de los que expresan una propiedad pueden ir en construcciones que indican mayor o menor intensidad: muy divertido, riquísimo, menos valiente que...
Según la función, son palabras que complementan al sustantivo al que se refieren. Esta función la realizan de dos maneras:

  • En el sintagma nominal, uniéndose directamente al sustantivo núcleo del sintagma: pantalón vaquero.
  • En el sintagma verbal, refiriéndose al sustantivo a través de un verbo como núcleo del complemento predicativo o del atributo: Los niños viven felices. El día está lluvioso.

Clases de adjetivos calificativos
 
En cuanto a la forma, se pueden diferenciar dos tipos de adjetivos calificativos:


  • Adjetivos de dos terminaciones: presentan formas diferentes para el masculino y para el femenino: día sereno/noche serena, vestido ancho/ falda ancha.
  • Adjetivos de una terminación: tienen una sola forma para los dos géneros: un sombrero grande, una piscina grande.
Según la manera en la que complementan al sustantivo, se distinguen: 

  • Adjetivos especificativos: limitan la extensión del sustantivo o lo seleccionan por la posesión de una cualidad: olmo viejo.
  • Adjetivos explicativos o epítetos: designan una cualidad propia del sustantivo al que se refieren (no limitan su extensión ni seleccionan su significado): verdes prados.
Según su significado, se pueden distinguir estos grandes campos: 

  • Adjetivos de dimensión: alto, bajo, ancho, estrecho, pequeño, grande, etc.
  • Adjetivos de velocidad: rápido, lento, etc.
  • Adjetivos de propiedad física: redondo, ligero, dulce, duro, ácido, caliente, agudo, etc.
  • Adjetivos de edad: viejo, joven, moderno, etc.
  • Adjetivos de evaluación: bueno, malo, bonito, feo, etc.
  • Adjetivos de aptitudes: inteligente, sensible, generoso, cruel, etc.

Concordancia

 
Los adjetivos calificativos tienen género y número, igual que los sustantivos. Sin embargo, a diferencia de los sustantivos, los adjetivos pueden combinarse con la forma neutra del artículo (lo): lo educado, lo armonioso.

 
Los adjetivos toman el género y el número del sustantivo al que se refieren. Así pues, entre sustantivo y adjetivo hay concordancia de género y número: su compleja personalidad, años seguros.

 
No todos los adjetivos admiten variación de género. Los hay que tienen la misma forma para el masculino y para el femenino. Son adjetivos de una terminación: joven, habitual.

 
Otros, en cambio, tienen formas distintas para el masculino y para el femenino. Son adjetivos de dos terminaciones: nuevo/nueva, antiguo / antigua.

 
Cuando el adjetivo pospuesto se refiere a varios sustantivos va en plural, aunque los sustantivos vayan en singular: Luis perdió un lápiz y un bolígrafo nuevos.

 
Cuando el adjetivo pospuesto se refiere a varios sustantivos de distinto género va en masculino: Marta compró una falda y un vestido negros.

1.2.2. Los adjetivos determinativos 

 
Los adjetivos que concretan al sustantivo y delimitan su extensión son adjetivos determinativos: mi mesa, estos achaques, algún síntoma, otros tiempos.

Pertenecen a la clase de los determinativos los demostrativos, los posesivos, los numerales, los indefinidos, los relativos, los interrogativos y los exclamativos.

Demostrativos
 
Expresan proximidad o lejanía (en el tiempo, en el espacio o en el orden en que se habla) con respecto a las personas gramaticales.

este, esta, estos, estas 
ese, esa, esos, esas
aquel, aquella, aquellos, aquellas

IMPORTANTE: Recuerda que, para que los demostrativos sean adjetivos, éstos tienen que modificar un sustantivo. Además, recuerda que los adjetivos demostrativos no se acentúan ortográficamente.

Posesivos

Señalan una relación de pertenencia o de posesión con respecto a las personas gramaticales.

mi(s) – mío, mía, míos, mías
tu(s) – tuyo, tuya, tuyos, tuyas
su(s) – suyo, suya, suyos, suyas
nuestro, nuestra, nuestros, nuestras
vuestro, vuestra, vuestros, vuestras

IMPORTANTE: Recuerda que los posesivos concuerdan en género y número con el objeto o persona poseída, no con el género y el número del poseedor. Además, recuerda que las formas apocopadas
(mi, mis, tu, tus, su, sus) siempre preceden al sustantivo (tus decisiones – las decisiones tuyas).

Indefinidos

Dan una idea de cantidad imprecisa
.
algún, alguno, algunas, algunos, algunas
ningún, ninguno, ningunos, ningunas
otro, cierto, poco, mucho, todo, bastante, demasiado, cualquier (y
sus formas femeninas singulares, masculinas plurales y femeninas plurales)
más, menos

IMPORTANTE:

1. Recuerde que el plural de cualquier es cualesquiera (un libro cualquiera, unos libros cualesquiera).

2. Las frases con el indefinido todo se construyen con el sustantivo precedido de un artículo (todos los días, todo el mundo).

Numerales
 
Dan la idea de cantidad exacta. Se subclasifican en:

a) cardinales – uno (un), dos, tres… y también ambos(as)
b) ordinales – primero (primer), segundo, tercero (tercer), etc.
c) múltiplos – doble, triple, cuádruple, etc.
d) partitivos – medio, tercera parte, cuarta parte, etc.
e) distruibutivos – cada, sendos(as)

IMPORTANTE: El adjetivo sendo(s) significa ‘uno o una para
cada cual de dos o más personas o cosas’ (Ellas tienen sendos sombreros
– cada una de ellas tiene el suyo).

Relativos

Establecen una relación con otra palabra que sirve de antecedente.

cuyo, cuya, cuyos, cuyas (Éstos son los chicos cuyos primos conozco.)
cuanto, cuanta, cuantos, cuantas (Trae cuantas botellas de vino puedas.)

Interrogativos
 
Se usan en preguntas para determinar un sustantivo.

qué (¿Qué materias te gustan más?)
cuánto, cuánta, cuántos, cuántas (¿Cuántas clases tienes ahora?)
cuál, cuáles (¿Por cuál candidato vas a votar?)

Exclamativos

Dan la idea de ponderación o admiración.

qué (¡Qué estación de radio buena!)
cuánto, cuánta, cuántos, cuántas (¡Cuánta miseria hay aquí!)


1.3. El pronombre



    1.4. El adverbio

    El adverbio es la clase de palabra que actúa como núcleo del sintagma adverbial. Modifica al verbo, a un adjetivo o a otro adverbio.

    Las funciones sintácticas del adverbio son:
    • Núcleo de sintagma adverbial.
    • Complemento circunstancial del verbo.
    • Cuantificador, grado o complemento del adjetivo ("muy bueno", "recién hecho").
    • Cuantificador de otro adverbio ("bastante lejos").
    Adverbios y sus categorías

    Tradicionalmente los adverbios se han dividido en las siguientes categorías:
    • Adverbios de ubicación en tiempo y espacio:

      • Adverbios de lugar: aquí, allí, ahí, allá, acá, arriba, abajo, cerca, lejos, delante, detrás,
        encima, debajo, enfrente, atrás, alrededor
        , etc. son algunos ejemplos.
      • Adverbios de tiempo [absoluto]: pronto, tarde, temprano, todavía, aún, ya, ayer, hoy, mañana, siempre, nunca, jamás, próximamente, prontamente, anoche, enseguida, ahora,
        mientras.

      • Adverbio de orden [tiempo relativo]: antes, después, posteriormente, primeramente, primero, respectivamente.
    • Adverbios de modo y cantidad:

      • Adverbios de modo: bien, mal, regular, despacio, deprisa, así, aprisa, adrede, peor, mejor, fielmente, estupendamente, fácilmente (todas las que se formen con las terminaciones "mente").
      • Adverbios de cantidad o grado: poco, mucho, bastante, más, menos, algo, demasiado, casi, sólo, solamente, tan, tanto, todo, nada, aproximadamente.
    • Adverbios que cumplen la función de epistémicos:

      • Adverbios de afirmación: sí, también, cierto, ciertamente, efectivamente, claro, exacto, verdaderamente.
      • Adverbios de negación: no, jamás, nunca, tampoco, negativamente...
      • Adverbios de duda o dubitativos: quizá(s), acaso, probablemente, posiblemente, seguramente, tal vez.
    • Adverbios relativos: donde, cuando, cuanto y como. Muchas veces pueden sustituirse por el pronombre relativo que más una preposición; por ejemplo: el barrio donde vivimos
      sustituirse por el barrio en que vivimos.
      puede
    • Adverbios de interrogación y exclamación: qué, dónde, cuándo, cuánto, cómo.
    Los adverbios interrogativos siempre llevan acento ortográfico aún en las preguntas indirectas. Los adverbios relativos NUNCA lo tienen.

    Ejemplos: 

    Adverbio interrogativo: ¿Dónde vives ahora?
    Adverbio relativo: Vivo donde vivía antes.
    Pregunta indirecta: Yo no sé dónde están.

    Adverbio interrogativo: ¿Cuándo viene tu hermano?
    Adverbio relativo: Vendrá cuando pueda.
    Pregunta indirecta: Tomás sabrá cuándo se abre la tienda.

    Adverbio interrogativo: ¿Cómo te sientes hoy?
    Adverbio relativo: Como siempre...regular.
    Pregunta indirecta: Juana sabe cómo arreglarlo.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada